Haz clic en la categoría que quieras profundizar

Aprendizaje automático: los carros que se conducen solos

Tecnología

Aprendizaje automático: los carros que se conducen solos

Los avances en aprendizaje automático realizados durante los últimos años finalmente han culminado en tecnologías que cada vez hacen más cercana la posibilidad de los carros autónomos, en su mayoría relacionada con el internet de las cosas (IoT). Estas tecnologías son las siguientes:



Sensores IoT

Este tipo de sensores son fundamentales en el aprendizaje automático de los carros. Estos se conectan y detectan los objetos que rodean al carro. Han permitido la detección de objetos en el punto ciego, advertencias de colisión frontal, radar de navegación, cámara de detección y ultrasonidos que en conjunto trabajan para hacer posible la navegación segura de un carro autónomo en las calles y, a su vez, alimentan con datos sus sistemas de aprendizaje automático

Además, los carros usarán la información de internet para tomar decisiones sobre la base de datos de tráfico, clima, mapas, los carros cercanos y las condiciones de la superficie. Esto permite controlar su entorno y tomar decisiones coherentes según cada situación.

Algoritmos de software

Explicado de manera sencilla, un algoritmo de software es el paso a paso que hace un programa de computadora para solucionar un problema. Por lo tanto, es parte fundamental del aprendizaje automático de un carro. Para hacerlo, el carro debe usar y analizar la información que ha almacenado mediante sus sensores, de esta manera determinará cuál será el mejor curso de acción.

Como se trata de un sistema basado en la toma de decisiones, su desarrollo y evolución son fundamentales en el avance del aprendizaje automático de los carros. Al estar circulando en las calles, tendrán que reconocer y aprender del comportamiento de los otros carros en las vías. Esta es la parte más compleja, ya que los carros tendrán que tomar decisiones entre ellos sin inconvenientes y sin errores, ya que una sola falla puede tener consecuencias problemáticas.

Un par de aplicaciones

Aunque suene a ciencia ficción, los carros de conducción automática están en funcionamiento. Actualmente, ya existen pruebas en marcha, todo gracias a la acumulación de información y a la evolución del aprendizaje automático de los carros. Los casos más exitosos se han logrado mediante un sistema de software conocido como “Autopilot”.

El piloto automático usa cámaras de alta tecnología para ver y recopilar datos en el mundo, de la misma forma en que usamos nuestros ojos para hacerlo, mediante lo que se denomina “visión artificial” o reconocimiento de imagen sofisticado. Otro ejemplo, que usa un sistema de aprendizaje automático, algo distinto, es el LIDAR. En pocas palabras, es como un radar, pero usa luz en lugar de ondas de radio. Esta tecnología de sensores tiene la intención de evitar la necesidad de volantes y pedales en los carros.

¿Qué nos espera?

El camino hacia los carros autónomos, como todos los grandes avances, está lleno de obstáculos. Algunos de los obstáculos son tecnológicos, como el perfeccionamiento del aprendizaje autónomo; otros, principalmente, son políticos y legales.

En la mayoría de los países del mundo, los carros autónomos son ilegales, a menudo por defecto. Otro problema es cómo integrar de forma segura los carros autónomos en un mundo de vehículos impulsados ​​por humanos. Sabiendo que somos los humanos quienes cometemos los errores.


BIBLIOGRAFÍA

How do self-driving cars work? (s.f.). Recuperado en mayo 8, 2019, desde
https://robohub.org/how-do-self-driving-cars-work/

Self-Driving Cars Explained. (s.f.). Recuperado en mayo 8, 2019, desde
https://www.ucsusa.org/clean-vehicles/how-self-driving-cars-work



DÉJANOS TU MAIL

Y recibe contenido especializado